El crecimiento industrial que está experimentando la comarca de La Sagra debido, en gran medida, a la implantación de empresas logísticas, se ha convertido en un gran impulso para esta zona al norte de Toledo y a un paso de la capital de España.

Su ubicación geográfica, a tan sólo unos kilómetros de Madrid, y la disponibilidad de suelo a buenas condiciones de mercado está haciendo que grandes compañías, que antes se decantaban por otros puntos del país o de Europa, estén fijándose ahora en Castilla-La Mancha, y muy especialmente en La Sagra, una comarca situada al norte de la provincia de Toledo.

Las grandes posibilidades de suelo industrial que ofrece esta comarca, unido a una localización clave y estratégica ya que cuenta con grandes comunicaciones, mediante autovía, autopista y líneas y estaciones ferroviarias, convierten esta comarca en un regalo irresistible para las grandes multinacionales.

Urbiter cuenta en sus polígonos con suelo para poder implantar en ellos grandes empresas, aprovechando las excelentes comunicaciones de sus desarrollos industriales en emplazamientos como «Las Atalayas» y «Las Canteras».